Consejos para mantener y cuidar los palos de golf

Cuidar los palos de Golf y mantenerlos en buen estado es algo que todo jugador tiene que tener en mente. Te contamos nuestros consejos, consejos Maule, para hacerlo bien.

¡Ahhhhh Mon amour! El golf. Ese extraño virus que se nos cuela por la vista y que en poco tiempo se adueña de nuestros anhelos, de nuestra capacidad de superación, del tiempo y del bienestar familiar.

Golf

El golf es complejo. Yo he practicado bastantes deportes a lo largo de mi más de medio siglo de existencia y he de decir que este es el que mayor carga de dificultad técnica tiene, con mucha distancia sobre el siguiente. Por un lado, la posición de las manos, la de cada uno de los dedos y su grado de presión sobre la empuñadura; por otro lado la posición de los pies; el lugar que ocupa la bola en relación a ellos; también la rodillas semi flexionadas; los brazos estirados y casi perpendiculares al suelo; la espalda recta; también las caderas y los hombros alineados con el objetivo; y, finalmente, el peso ligeramente sustentado sobre los talones.  Esto es en un breve resumen (porque mil detalles más) de las cosas a tener en cuenta a la hora de colocarse para iniciar el swing de golf. La posición de partida no es más de un diez por ciento de la técnica del golf; lo demás está en el movimiento, por no hablar de la estrategia en el campo de juego.

Y a todo esto hay que unir las particularidades de cada palo. El driver, que es el palo más largo y con una cabeza mayor, requiere un movimiento un poco más horizontal. Y ese movimiento va verticalizándose a medida que utilizamos un palo más corto y con mayor inclinación (los grados de la cara del palo que hacen que la bola suba más o menos). El peso hacía la pierna más cercana al destino en el caso de los golpes de approach, esos que están cercanos al green. Todo ello sin hablar de la situación de la bola en el suelo; según el tamaño y espesura del césped; tampoco es lo mismo golpear en la hierba que en la tierra o en el bunker de arena. En fin, que no voy a aburrirte más porque aún me quedarían muchísimo por detallar en cuanto a la técnica en sí misma.

Con toda esta complejidad, ¿no tendrá sentido mantener todo el material del juego en perfecto estado?, ¿o preferimos añadir un porcentaje, pequeño seguro que sí, de embrollo a la ya muy difícil tarea de llevar la bolita al agujero? Creo que convendrás conmigo en que sí, merece la pena mantener nuestro equipamiento al cien por cien y dejar el resultado solo para nuestra destreza… más la dosis de fortuna, que siempre es importante.

Consejos para cuidar los palos de golf

Ahí van mis consejos para cuidar los palos de golf:

  1. Cuando vayas a elegir una bolsa de palos fíjate, además del tamaño que siempre importa y de la parte estética de la misma, en varios detalles que pueden ayudarte al mantenimiento de los mismos. La organización de los palos dentro: comprueba que tiene los catorce compartimentos separados o que al menos hay sitio suficiente en ellos para que no sufra la parte final de las empuñaduras al chocar unos contra otros en el fondo y, sobre todo, al sacarlos para su uso. Pon especial atención, asimismo, en el material que recubre el borde superior de la bolsa; debe ser lo suficientemente cariñoso como para que no se vayan degradando la parte final de la varilla de los palos.
  2. Si vas a guardar los palos durante un tiempo, protégelos de la humedad lo máximo posible y, si aún así, han sido alienados por el temible óxido, puedes lavarlos con un paño húmedo, después frotarlos con lana de acero sin miedo y aplicarles un producto para pulir metales y así devolverles el brillo original.
  3. Las estrías de los palos son elementos fundamentales para el desarrollo de nuestro juego. Si no están bien definidas o si están llenas de tierra o barro, será más difícil controlar el vuelo de la bola y, sobre todo, su reacción al contacto con el suelo. Lleva una toalla húmeda colgada en la bolsa y limpia la cara del palo en cada golpe, con todos los palos. Fíjate bien incluso en los que las estrías no existen o parecen no tener repercusión en el juego; me refiero al driver, a las maderas, híbridos y el putter que a veces tiene restos de arena. Al acabar la ronda, limpia de nuevo la cara todos ellos con un cepillo suave hasta que no quede ni un resto, secándolos después antes de guardarlos.
  4. Para los zapatos, lo mejor es aplicar un paño húmedo y posteriormente una película de grasa de caballo que los proteja de las inclemencias del campo. Si se han mojado por dentro, sácalos inmediatamente del maletero y ponlo a secar al aire libre y si es al sol, mejor. La idea es que sequen en el menor tiempo posible y así no generen olores indeseables.
  5. Las bolas. ¿Sabías que las bolas limpias vuelan más? Puedes sumergirlas en agua durante un rato y después limpiarlas con un cepillo suave o meterlas directamente en el lavavajillas. Y recuerda también que una bola con rasguños es una bola que no controlas. Estarás de acuerdo conmigo en que merece la pena una agradable sensación, una excelente experiencia e incluso un mejor resultado, a cambio del precio de una bola en buen estado.

Mi experiencia: Yo llevo en la bolsa un cepillo que está enroscado a un pequeño depósito de agua. Esto me permite aplicar, a la vez, el líquido elemento y las cerdas para una perfecta limpieza después de cada golpe. Es otro truco para cuidar los palos de golf.

Y lo que también llevo siempre, son mis fundas de palos de golf personalizadas, por supuesto Maule 🙂

!Comparte este post!

Descarga las plantillas

Déjanos tu correo eléctronico y te las enviaremos para que puedas diseñar tus fundas

10% de descuento

Consigue un 10% de descuento en tu primera compra

¡No te vayas!

Consigue un 10% de descuento para tu primera compra en MAULE

Responsable de los datos MAULE SPORTS S.L.

10% de descuento

Consigue un 10% de descuento en tu primera compra

Responsable de los datos MAULE SPORTS S.L.

Esta web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en la navegación